PERDIDA DE BENEFICIOS

Cuando una empresa se ve afectada por un siniestro, debe paralizar su actividad hasta la reparación y reconstrucción de la misma.

La paralización de la actividad por parte de la empresa supone, soportar unos gastos fijos que, en su mayoría, son inevitables para poder seguir desempeñando su actividad con plena normalidad, (por ejemplo, salarios, prestamos, leasings, alquileres, mínimos de luz, agua, teléfono, etc.)

La pérdida en que puede incurrir la empresa se desprende de la observación de los datos de ejercicios anteriores, las previsiones de beneficio para el ejercicio en curso, así como el total de gastos fijos a cubrir desde el momento en que se produce la paralización de la actividad como consecuencia del siniestro y durante un determinado período de tiempo.

La finalidad última de esta modalidad de seguro es la de compensar a la empresa con el beneficio que esperaba haber obtenido de no haber tenido lugar el siniestro e incluso la reapertura con publicidad para intentar dejarla en la misma situación que antes del siniestro.

 

 

Para más información contacta con nosotros