PLANES DE PENSIONES

Un Plan de Pensiones es el derecho a percibir una prestación, al final de la vida laboral de una persona, y compensación a la misma, a partir de las aportaciones realizadas con este fin, y siempre que el plan cumpla con
los requisitos exigidos por la ley.

¿Cuáles son las modalidades de Planes de Pensiones?
Sistema de empleo: Son aquéllos que están promovidos por la empresa y que las prestaciones suelen basarse en los resultados de la negociación colectiva, suscrita por empresa y trabajadores.
Sistema asociado: son los que están promovidos por asociaciones, ya sean colegios profesionales, gremios, clubes o cualquier otro tipo de agrupación, y sólo para los socios o asociados a la misma.
Sistema individual: son los que están promovidas por entidades financieras o de seguros, y cualquier cliente de las mismas los puede suscribir.

¿Cuáles son los tipos de prestación?
Planes de Prestación Definida: Se define la prestación a percibir por el beneficiario y se realizarán las aportaciones oportunas al plan para lograr la prestación definida.
Planes de Aportación Definida: se define la aportación y la periodicidad con que se va a satisfacer esta aportación, y al llegar el momento en que se devenga la prestación, se percibe la suma acumulada, sea cual sea.

Planes Mixtos: Son aquellos en los que se definen simultáneamente prestación o aportación para cada una de las garantías contempladas en el plan.
¿Cuáles son los requisitos para tener un Plan de Pensiones?
No discriminación: Todos los integrantes del colectivo tienen el mismo derecho a participar en el plan.
Capitalización: Los planes de pensiones han de estar basados en sistemas financieros y actuariales, y las prestaciones se ajustarán exclusivamente a este cálculo.
Irrevocabilidad de las aportaciones: Una vez que el promotor ha realizado una aportación a favor del trabajador (participe del plan), nunca se la puede quitar.
Comisión de control: Todos los planes tienen la obligación de constituir una comisión de control que garantiza la observancia estricta de todas las exigencias del plan, y que está formada por integrantes del promotor, participes y beneficiarios del plan.
¿Qué situaciones se cubren con un plan de pensiones?
Las situaciones que preocupan a la sociedad y que ha sido la causa del surgimiento de los planes de pensiones y son:
Jubilación: Se percibirá prestación del plan cuando el trabajador se jubile de la empresa donde trabaja, ya sea por haber alcanzado la edad o por que la empresa le jubile de forma anticipada Se considera jubilación anticipada apartir de los 52 años.
Invalidez: Imposibilidad del trabajador de desempeñar cualquier tipo de trabajo.
Incapacidad: Imposibilidad del trabajador de desempeñar el trabajo habitual.
Fallecimiento: en caso de que el trabajador fallezca antes de llegar a la edad de jubilación, o una vez jubilado, el plan pagará prestaciones de viudedad y/o orfandad a sus herederos o a quienes él mismo haya designado.
¿Qué se hace con las aportaciones a cada plan?
Las aportaciones realizadas por empresa y trabajador, en beneficio de éste último, se incluyen en una cuenta personal para cada partícipe, que se va engrosando con las nuevas y sucesivas aportaciones al plan, así como por la rentabilidad que se va obteniendo de la inversión de los fondos pertenecientes a todo el colectivo.
La Comisión de Control del plan es la que se encarga de asegurarse que la parte de los rendimientos globales obtenidos se asignen a la cuenta de cada partícipe.
De esta forma, al final de la vida activa del partícipe, o cuando suceda alguna situación que de lugar a alguna prestación prevista por el plan, el beneficiario va a percibir exactamente el resultado del esfuerzo generado durante los años trabajados.

 

Para más información contacta con nosotros