SEGUROS DE TRANSPORTES

Este ramo de seguro cubre el transporte de mercancías, en lo que se refiere a la mercancía en sí misma, así como el vehículo, y para cualquier medio.

GARANTIAS:

Las garantías bajo las que se pacta el seguro de transportes, dependiendo de cada Compañía Aseguradora en su aceptación del riesgo son:

1. Condiciones generales: se cubren los daños a las mercancías a causa de un siniestro en el vehículo porteador.

2. Condiciones generales + carga y descarga

3. Condiciones generales + carga y descarga + robo

En esta garantía de robo se cubre el hurto y extravío de la mercancía

4. Condiciones amplias: además de cubrir las anteriores condiciones del punto 3º, cubre el mal estado de las mismas a consecuencia del transporte, derrame de líquidos, rotura de embalajes, incendio de las mercancías, , averías en las cámaras frigoríficas.

5. Condiciones inglesas: siendo los ingleses los que tienen una mayor tradición de comercio marítimo, recibe este nombre la cobertura más extensa de todas. Se refiere, básicamente, a los seguros marítimos y cubre, además de todo lo citado anteriormente, en el punto 4º el riesgo de guerra, huelga y motines en los puertos.

MODALIDADES DEL SEGURO DE TRANSPORTES

Las modalidades hacen referencia al medio el transporte en que viajan las mercancías.

1. Seguro de transporte marítimo. Se cubren los riesgos que pueden afectar a la embarcación (seguro de cascos) , y a la carga transportada.

En cuanto al casco, el coste del seguro dependerá, del material, del año de construcción, estado actual, tonelaje, siniestros anteriores, etc.

En cuanto a la carga, el coste dependerá del tipo de mercancía, embalajes, recorrido, puerto de destino, etc.

2. Seguro de transporte terrestre. Incluye el transporte por carretera o ferrocarril.

No es objeto de cobertura el incumplimiento del transporte por retrasos con respecto a la fecha pactada.

3. Seguro de transporte aéreo. Incluye los daños en caso de incendio y robo así como la responsabilidad hacia terceras personas, ya sean pasajeros o no.

No se incluye como garantía los daños sufridos como consecuencia de un secuestro.

TIPOS DE PÓLIZA

Existen, varios tipos de póliza:

1. Póliza por viaje. Es la recomendada en caso de que el viaje sea ocasional. La cobertura abarca desde que la mercancía sale del almacén de origen y hasta su destino final.

2. Póliza flotante. Es la modalidad más adecuada para el caso en que se efectúen viajes repetitivos. La administración de la póliza es muy sencilla, pues la única limitación es el capital máximo asegurado. Por debajo de esta cantidad, el asegurado sólo tiene que indicar, de forma periódica a la entidad aseguradora (normalmente en el momento de la contratación y al final del periodo), el valor de las mercancías transportadas y la ruta seguida. Al final del periodo pactado, la entidad aseguradora procederá a regularizar la prima en base a la facturación real.

3. Póliza anual. Es la más habitual en empresas de transporte terrestre, con una flota fija de vehículos que puede transportar una gran variedad de mercancías a distintos destinos, en función de las demandas del consumidor. En este caso, cada vehículo dispondrá de una póliza anual.

En las modalidades de póliza flotante y anual, únicamente se cubre la mercancía transportada.

Para más información contacta con nosotros